lunes, 29 de octubre de 2012

Delinuencia en rápido resumen.


Comienza una nueva semana y echo la vista atrás. Lo primero agradecer el apoyo a mi entrada en honor a Domingo. Me alegra llegar a la gente y poder hacerles reflexionar. Y si ha servido para seguir manteniendo viva la memoria de un hombre asesinado por el sistema, mejor.

Esta pasada semana no ha sido buena. Nada buena. Y de eso vengo a hablar hoy. En la pasada semana, concretamente Martes y Domingo, sufrí dos robos a la furgoneta con la que trabaja mi padre. El primer "robo", fue una chapuza mediante la cual, se cargaron las cerraduras de las puertas delanteras. El Domingo, un día después del cumpleaños de mi padre, rompieron los cristales y forzaron las puertas traseras, robando una mercancía que asciende a 50 euros, más la reparación de las puertas.

Pero no voy a utilizar mi blog para quejarme de eso. Si no que quiero realizar la primera reflexión de la semana. ¿A que estamos llegando?

La delincuencia está incrementándose muchisimo y la que acontece en el territorio en la que vivo, viene de el "Bronx" particular. Un barrio de casas de protección oficial, que están abarrotadas de gente de dudosa honradez. Está claro que, como en todos los sitios hay gente buena y mala. Pero está también claro que no es un barrio agradable.

Esta gente se cree con derecho a hacer lo que quieran o piensan que gobiernan con ladrona mano de hierro en el barrio. Tengo claro que la delincuencia que se está viendo en los últimos tiempos está quedando demasiado impune.

Ya no se si la crisis está incrementando los robos. Porque la gente necesita comer y se ve obligada a robar. Pero no me parece correcto robarle a un hombre trabajador que se dedica a trabajar de sol a sol y que tiene que soportar que fuercen su vehículo y le quiten cosas.

Espero que las cosas cambien y podamos vivir con tranquilidad, aunque cada día tengo más claro que me quiero marchar de aquí y que las cosas no están bien.

Siento no poder hacer una entrada más larga, pero con todo esto, tenemos muchas gestiones que hacer y no encuentro suficiente tiempo para sacar adelante una entrada de más calidad.

Sin más dilación me despido por hoy. Mañana más y prometo que mejor. Un saludo. Quieranme.

Aarón Hernández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.